LOS QUE HACEMOS DE ESTE BLOG UNA CASA DE LOCOS

LOS QUE HACEMOS DE ESTE BLOG UNA CASA DE LOCOS

MORGANA

JOTAELE

AGÜELO COCINILLAS

Oficialmente, profesora

Escritora

Casada y madre de familia

Me gusta leer, escribir y el rock and roll

Toco la guitarra

Hago dameros

Me gusta Patán

Odio la política y los programas del corazón

Oficialmente, abogado

Seductor

No sabe, no contesta

Me gustan las mujeres

Toco lo que me dejan

Hago el amor

Me gusta Betty Boop

Odio a Belén Esteban y a María Antonia Iglesias

Oficialmente, jubilado

Naturalista

Viudito y disponible

Me gusta observar la naturaleza humana

Ya no toco nada

Hago disecciones

Me gusta doña Urraca

Odio la caza, la pesca y los toros.

LIBROS LEÍDOS INVIERNO 2013

J.K. ROWLING: Una vacante imprevista
NOELIA AMARILLO: "¿Suave como la seda?
LENA VALENTI: "Amos y mazmorras"

lunes, 20 de diciembre de 2010

KEITH RICHARDS: "VIDA"


ABURRIDO *



Evidentemente, sería del género tonto pedir calidad literaria en la autobiografía de una estrella del rock, no es ése el objetivo principal en absoluto. Y, desde luego, el esperadísimo autorretrato del guitarra de los Rolling Stones Keith Richards no la tiene. Ni calidad literaria ni casi nada, en realidad. He leído hasta el día de hoy cuatro biografías de los Rolling Stones y ésta es, con diferencia, la peor de todas. De hecho, aprovecho desde aquí para recomendar la que hizo Gus Cabezas para la editorial Cátedra. Es completísima (trae reseñas discográficas) y está fenomenal de precio.

Yo no sé si el fallo está en que esperaba más. ¿Pero más de qué? Richards no se corta un pelo a la hora de hablar de su adicción a las drogas y adornar el relato con anécdotas de todo tipo. Tampoco me interesaba mucho ese tema, sino más bien el proceso creativo de la banda. Y Richards se pierde en auténticos fárragos a la hora de hablar de sus influencias de blues y country, haciendo el relato francamente aburrido y digno de leer en diagonal para todo aquel que no sea un experto en el tema. Asimismo, no tenía especial interés en los problemas que ha tenido durante todos estos años con Mick Jagger, y el caballero se despacha a gusto durante un buen montón de páginas con la pobre Brenda, como él lo llama. Quizá el problema es que había leído bastante sobre los Rolling anteriormente y no he podido evitar las comparaciones, que, como ya sabemos, siempre son odiosas. Es simpático el relato sobre su infancia y adolescencia (descafeinado encuentro con Jagger, pasando muy por encima la relación con Brian Jones y Bill Wyman), y poco más. Se explaya en demasía hablando de sus grandes colegas, como Gram Parsons o Bobby Keys (actualmente saxofonista de la banda), pero, al final, nada entre dos platos. Me ha gustado poder leer por fin de sus labios en qué consiste la famosa afinación en sol abierto que lleva usando desde hace muchísimos años y constatar algo que ya sabía: los Rolling hacen temas de poco más de tres acordes; Richards es clásico y purista, no quiere arriesgar y, por supuesto, odia los paseos por el lado oscuro del rock, es decir, el pop; tampoco toca TAN bien, por lo menos su fama no está justificada. Y como reconteur, como dirían los franceses, hará dormir a sus nietos de puro tedio. En resumen: mucha paja, cuando esperaba adrenalina pura. Una pena.

7 comentarios:

  1. Quizás el bueno de Richards haya querido hacer una biografia de cara a un público en concreto. Seguramente no deje de ser el mas carismatico de los stones, a mi modo de pensar (Lo siento jagger). Un saludo compañera.

    ResponderEliminar
  2. Para mí también, por eso esperaba mucho más. De todos modos, también voy a leer la de Bill Wyman. Ya te contaré. Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¿Dice algo de Bianca Jagger?.¿Tuvieron algun encuentro con miembros de los Beatles?Gracias por la cita del libro de Gus. Lo buscaré.
    Curiosamente , en mi época había mucho de ser de Rollings o de Beatles, pero no de ambos. El tiempo cura errores imperdonables.

    ResponderEliminar
  4. Tal vez su vida es realmente más aburrida de lo que parece y sus relaciones personales más marujiles de lo que cabría esperar para un artista.En fin, que a lo peor no es el relato lo que deba decepcionarte sino su vida en si.
    Beos.

    Mon

    ResponderEliminar
  5. Había leido buenas críticas, como que está bien escrito (ya que lo ha hecho en colaboración con un periodista), y que dedicaba capítulos enteros a temas musicales como progresiones de acordes, etc... Esto me animaba a comprarlo pero leyendo tu opinión me lo voy a repensar.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  6. Perdón por tardar en contestar, fermosas criaturas. Aldaitu, sí que dedica capítulos a progresiones de acordes. Te resultarán divertidos si te dedicas profesionalmente a la música o si controlas lo suficiente del tema, que no es mi caso, sólo soy una aficionada. Bisbal, sí dice alguna cosa de Bianca Jagger, que al principio le caía muy mal y que después fue capaz de apreciar lo culta que era. El libro de Gus está genial. También tiene la biografía de Led Zeppelin y la de AC/DC en la misma colección, ambas excelentes.

    ResponderEliminar