LOS QUE HACEMOS DE ESTE BLOG UNA CASA DE LOCOS

LOS QUE HACEMOS DE ESTE BLOG UNA CASA DE LOCOS

MORGANA

JOTAELE

AGÜELO COCINILLAS

Oficialmente, profesora

Escritora

Casada y madre de familia

Me gusta leer, escribir y el rock and roll

Toco la guitarra

Hago dameros

Me gusta Patán

Odio la política y los programas del corazón

Oficialmente, abogado

Seductor

No sabe, no contesta

Me gustan las mujeres

Toco lo que me dejan

Hago el amor

Me gusta Betty Boop

Odio a Belén Esteban y a María Antonia Iglesias

Oficialmente, jubilado

Naturalista

Viudito y disponible

Me gusta observar la naturaleza humana

Ya no toco nada

Hago disecciones

Me gusta doña Urraca

Odio la caza, la pesca y los toros.

LIBROS LEÍDOS INVIERNO 2013

J.K. ROWLING: Una vacante imprevista
NOELIA AMARILLO: "¿Suave como la seda?
LENA VALENTI: "Amos y mazmorras"

lunes, 13 de septiembre de 2010

SUPERTRAMP, 11-09-2010. COLISEO DE LA CORUÑA****





PRECIOSISMO EN ESTADO PURO



CLASIFICACIÓN
****Vete a primera fila y al acabar secuestra a la banda y llévatela a tu casa.
*** Vete a primera fila y al día siguiente compra todos los conciertos en DVD.
** Quédate por el medio y al acabar descarga algún vídeo de los conciertos.
* Clávate en la barra del bar del concierto y mázate a copas

Aforo: 5000 personas. Un poco más de media entrada. Una gozada.
Lo mejor: todo, especialmente el repertorio y el sonido.
Lo peor: nada. Bueno, por ponerse tonto, los temas de Roger Hogdson del repertorio.
Repertorio:
1. You started laughing (Paris)
2. Gone Hollywood (Breakfast in America)
3. Put on your old brown shoes (Famous last words)
4. Ain’t nobody but me (Crisis... what crisis)
5. Breakfast in America (Breakfast in America)
6. Cannonball (Brother where you bound)
7. Poor boy (Crisis... what crisis)
8. From now on (Even in the quietest moments)
9. Give a little bit (Even in the quietest moments)
10. Downstream (Even in the quietest moments)
11. Rudy (Crime of the century)
12. It’s raining again (Famous last words)
13. Another man’s woman (Crisis... what crisis)
14. Take the long way home (Breakfast in America)
15. Bloody well right (Crime of the century)
16. The logical song (Breakfast in America)
17. Goodbye stranger (Breakfast in America)
18. School (Crime of the century)
19. Dreamer (Crime of the century)
20. Crime of the century (Crime of the century)

Vamos al tajo: sabía que me iba a gustar. Es la tercera vez que los veo y sé cómo funcionan en directo: perfectamente bien. Como mejora con respecto a las dos veces anteriores, la estupenda elección de Jesse Siebenberg para cantar los temas del extinto Roger Hogdson. No es que no me gustara Mark Hart, el anterior, pero Siebenberg, aparte de tener más registro, realmente lo clava, tiene la voz casi idéntica a la de Hogdson.
Sólo quedan tres "supertrampers", como ellos se hacen llamar, de la formación original: Rick Davies (teclados), John Helliwell (sí, señor cronista de la voz de Galicia, se llama John, no Anthony, nunca dais una, coño, contratadme a mí) encargado de la sección metal, y Bob Siebenberg, batería y papá del anteriormente citado Jesse. El motivo de la gira, celebrar sus 40 años en la música. No sacan un disco nuevo desde 2002. Ni falta que hace.
Comenzó el evento con unos tres minutos de retraso sobre el horario previsto, a las 22.33. Como buenos ingleses, siempre son puntuales (también los Rolling y... ejem). Abrió el concierto Rick Davies con su piano Stanway tocando, oh, primera sorpresa de la noche, You started laughing, tema curioso ya que no hay una versión en lata del mismo, sólo en directo. Aquello prometía. Y, efectivamente, para mí, habiéndolos visto ya anteriormente, el puntazo fue la elección del repertorio: tocaron temas que no había oído nunca en directo y ya había perdido la esperanza, como Gone Hollywood y Put on your old brown shoes. Absolutamente genial. Por cierto, que me hace gracia que la gira se titule 1970-2010, puesto que no tocaron nada de los dos primeros álbumes (nunca lo hacen, debe de ser una especie de anatema para ellos) ni de los tres últimos. Estaba claro que era un concierto para nostálgicos, no para los que sí nos conocemos toda la discografía.



Sigo, que se me va la pinza. Davis es un crack del piano y se lució a gusto. He de destacar sobre todas las cosas la versión (nunca la hace igual en directo, NUNCA) de Another man´s woman, en la que llegó hasta a tocar con los puños. Fue el delirio, me rompí las manos de tanto aplaudir y saqué la air guitar para el solo de guitarra. Y qué decir de mi Helliwell, si lo amo, lo adoro, lo venero... no estuvo tan locuaz como de costumbre (en Vigo, en el 97, dijo que la ciudad estaba llena de "focking crazy drivers" (sic), pero cumplió con creces sacando al escenario sus múltiples juguetes y artilugios, deleitando al respetable con sus solos de saxo y demás. El resto de la banda también funcionó como una máquina bien engrasada y sonó genial, aunque los ricachos de las gradas se quejaron de que el primer tema entró con el sonido acoplado. Los pobretones del foso ni nos enteramos, vaya...
La nota discordante, en mi opinión: tres canciones de Hogdson que mejor irían para canciones de misa o para jingles de anuncio de compresas: Give a little bit, Logical song y, sobre todo, la lloriqueante It´s raining again, muy bien defendidas por baby Sienbenberg, todo hay que decirlo. Yo las habría sustituido por otras, como My kind of lady, Loverboy o Oh, darling, pero fueron las que provocaron el delirio del respetable, menos mal, porque su respuesta fue como un bloque de hielo hasta el quinto o sexto tema, qué muermazos. Se nota que la media de edad era de 40 años ¿no?
Otras cosas a destacar: Rudy, que después de mil años siguen con el mismo vídeo del tren a toda leche (y aquí, aunque ya lo dije en la crónica anterior, seguimos esperando por el AVE) y una versión semielectrónica del cursilísimo Dreamer. Éste es el vídeo de Rudy, que no la canción:


Para terminar, un Goodbye stranger con el que casi me quedo afónica y la maravillosa Crime of the Century. Tuve oportunidad de ver el vídeo que la acompaña en toda su plenitud porque el señor que vive conmigo me subió a hombros y, además, pude comprobar que era la única persona subida a hombros de todo el foso. Ventajas de ir a conciertos para cuarentones.
En fin, dos horas de verdadero delirio, salí como en una nube. Me habría ido a Lisboa a verlos al día siguiente sin pensarlo, vaya. Un lujo poder ver en casa a una de las bandas que más te gustan, sin colas, sin niñatos emporrados, con un sonido de auténtico lujo y teniendo sitio para bailar. Como decía mi abuela: Si eres guapa y eres rica... ¿Qué mas quieres, Federica?


Próxima cita: Miguel Ríos, Coliseo de La Coruña, 20 de noviembre. Otro que elige bien la fecha.

Pd. Perdón por la mala calidad de las fotos, pero... ¿qué se puede esperar de un móvil?
Pd 2. Ah, Roger Hogdson, no te eché de menos EN ABSOLUTO.

4 comentarios:

  1. Cariño, me gustaría leer tu entrada, pero... ya sabes, está en sánscrito... ¿Qué has hecho, bruja...? ¿Qué tipo de documento has escrito...? Besiños, como tú dices.

    ResponderEliminar
  2. No tengo ni ideaaaaa, yo la veo bien. Mañana miraré en el ordenador del chollo, a ver...

    ResponderEliminar
  3. Como se nota que disfrutaste!!Nunca he visto a Supertramp en directo, y apuesto a que tiene que ser todo un espectaculo... no hay mas que leerte para que entre unas ganas terribles de estar colocado en las primeras filas.
    bsts. maite

    ResponderEliminar
  4. No es exactamente un espectáculo como llevan los Rolling, por ejemplo. Es más como escuchar a una excelente orquesta sinfónica, en mi opinión. Bss, Maite. Gracias por tu comentario

    ResponderEliminar