LOS QUE HACEMOS DE ESTE BLOG UNA CASA DE LOCOS

LOS QUE HACEMOS DE ESTE BLOG UNA CASA DE LOCOS

MORGANA

JOTAELE

AGÜELO COCINILLAS

Oficialmente, profesora

Escritora

Casada y madre de familia

Me gusta leer, escribir y el rock and roll

Toco la guitarra

Hago dameros

Me gusta Patán

Odio la política y los programas del corazón

Oficialmente, abogado

Seductor

No sabe, no contesta

Me gustan las mujeres

Toco lo que me dejan

Hago el amor

Me gusta Betty Boop

Odio a Belén Esteban y a María Antonia Iglesias

Oficialmente, jubilado

Naturalista

Viudito y disponible

Me gusta observar la naturaleza humana

Ya no toco nada

Hago disecciones

Me gusta doña Urraca

Odio la caza, la pesca y los toros.

LIBROS LEÍDOS INVIERNO 2013

J.K. ROWLING: Una vacante imprevista
NOELIA AMARILLO: "¿Suave como la seda?
LENA VALENTI: "Amos y mazmorras"

jueves, 30 de septiembre de 2010

TARAMUNDI: LA FUERZA DEL AGUA


Inauguro sección. Hacía ya tiempo que tenía ganas de compartir alguna de mis escapadas de fin de semana. Suelen ser a lugares cercanos con encanto. Y nada mejor que estrenarme con un lugar tan maravilloso como Taramundi, pueblo asturiano lindando con Galicia y cuna del turismo rural, como quien dice.

Precisamente, su categoría de paraíso, como dice su página web, viene dada por lo lejos que está de casi todo. Para acceder desde Asturias sin complicarse la vida, lo mejor es hacerlo por Vegadeo. Para acceder desde Galicia, hay más opciones, siendo la de mejor carretera Ribadeo-Vegadeo, pero se perderán unas cuantas cosas si lo hacen así. También pueden acceder desde Lugo, por la nacional 640, o, como hicimos nosotros, desde Lugo pero pasando por Fonsagrada, por la nacional 530, cambiando después a la AS-27. Tiene muchas cosas para ver, pero no es aconsejable para conductores inexpertos, sobre todo por los bancos de niebla repentinos que se forman.

Si ustedes optan por la ruta desde Fonsagrada, tendrán oportunidad de pasar por el lugar llamado La Garganta, y, si se puede, disfrutar de la espectacular vista: está a treinta kilómetros de Ribadeo y desde allí se ve perfectamente la desembocadura del río Eo en el Cantábrico. ¡Impresionante!

Porque si algo se van a encontrar durante el camino, es un paisaje de alta montaña totalmente virgen, verde, con flora y fauna autóctonas, construcciones respetuosas con el entorno, etc, etc, etc. Eso, y, por lo menos, un centenar de alojamientos rurales con encanto donde desconectar de la vida estresante. Ya mucho antes de llegar a Taramundi nos encontraremos con preciosos pueblos, como Santa Eulalia de Oscos, donde comienza la comarca de Oscos-Eo. Merece la pena hacer una parada.

Una vez que llegamos a Taramundi, nos encontraremos con que toda la zona está dedicada a mostrarnos ingenios que aprovechan la energía generada por el agua. Así, Mazonovo posee un antiguo molino hidráulico para trabajar el hierro; Pardiñas, una fragua y un mazo donde se hacen las mejores navajas y cuchillos de Taramundi; Bres, una casa del agua con unas maquetas increíbles que nos muestran todas las posibilidades del agua como energía ¡y que nos permiten manejar! Y lo mejor: la aldea de Teixois, sólo con dos habitantes, que ha rehabilitado todo su conjunto etnográfico: molino de grano, minicentral hidroeléctrica, batán y fragua. Desde allí, se puede acceder a la preciosa aldea de As Veigas, totalmente rehabilitada y que hoy en día sólo funciona para el turismo rural. Un consejo: no miren hacia abajo, la carretera se las trae.

Para rematarla, además se come de auténtico lujo. La comarca de Oscos tiene sus propios quesos con denominación de origen (con eso a mí ya me llega), además de otras especialidades asturianas como la sidra, la fabada o los patés de carne de caza. Teniendo en cuenta que a aún no finales de septiembre la temperatura nocturna ronda los 6 grados, después de haber pateado a gusto todo el día se impone reponer fuerzas con una buena fabada y un arroz con leche. Nosotros comimos en el restaurante "El mazo", en el hotel "La Rectoral" en Taramundi, una de las mejores fabadas que he tomado en mi vida.

Eso sí, no esperen un clima cálido. No se puede tener todo y, al fin y al cabo, el agua es la fuerza motriz de esta preciosa comarca.










Fotos: Fata Morgana
Banda sonora: To one in paradise, Alan Parsons Project

14 comentarios:

  1. Como no me ves te digo que estoy aplaudiendo. Ha valido la pena la espera!!!
    "Madre del amor Hermoso" que maravilla de paisajes, que lujo ver tanto verde y tanta agua. Que interesantes estos sistemas de aprovechamiento del agua, me ha encantado el video.
    Ayyy lo de la comida, me muero por una fabada asturiana y un arroz con leche. Que invidia mas gorda me das...
    bsts. Maite

    ResponderEliminar
  2. Y lo mejor: arquitectura respetuosa con el entorno. Eso en la costa gallega ya no lo podrás ver, porque todo es ladrillo y hormigón. Gracias, guapa. Bss

    ResponderEliminar
  3. A mi costi y a mí nos encantan este tipo de escapaditas a lugares con encanto.
    Me he quedado enamorada del nombre del pueblo, Taramundi, Taramundi, Taramundi...
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. A mí también me gusta el nombre, es muy eufónico. El clima ya me gustó menos. Bss

    ResponderEliminar
  5. que maravilla de pueblo, si parece que no ha pasado el tiempo por el!!! estariais en la gloria....el nombre es ideal.

    ResponderEliminar
  6. Pues yo creí que la gente habría oído hablar más de Taramundi, porque ha salido muchas veces en la tele como referencia al turismo rural puntero... hace treinta años, todas esas instalaciones se caían a cachos, como decimos aquí. Yo hacía por lo menos 20 años que tenía ganas de conocerlo, pero como queda tan lejos de todo... Una opción muy buena es ir a la zona occidental de Asturias (Luarca, Cudillero, etc) y entrar por ahí.

    ResponderEliminar
  7. ¡Precioso! Me lo apunto para una próxima escapada. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Me recuerda mucho a los pueblos que recorremos por el Pirineo,pero nunca hamos visitado pueblos que tengan norias.
    Vaya currada que te has pegado para hacernos disfrutar de un sitio tan bonito.
    Me ha encantado gracias por hacernos disfrutar.besazos.Chari

    ResponderEliminar
  9. Bonito reportaje y maravilla de paisaje. Una suerte que se haya llegado a tiempo de conservar toda esa riqueza natural y cultural. El agua: que envidia cuando se vive en el secano...
    Besicos.

    ResponderEliminar
  10. Precioso, muchas gracias por compartirlo y por la currada que te has pegado, eres única socia

    ResponderEliminar
  11. ; )
    Holaaaaa... yo soy de esa gente que ha oido hablar de Taramundi, de sus forjas, sin sus cuchillos no puedo vivir... de Fonsagrada, a donde nos escapamos desde Gijón a comer pulpo (hay que fastidiarse, jajaja)...
    Desde luego las cosas cambian, de niña odiaba aquella zona, ahora de mayor me encanta, de hecho pasé parte de mi luna de miel en los Oscos.
    Besinos

    ResponderEliminar
  12. Gracias. La verdad es que me encanta hacer este tipo de vídeos, con los programas que hay ahora es facilísimo. Ah, Hilda: también me encanta oír hablar en asturianino. De hecho, me encanta Asturies. Bss a tod@s

    ResponderEliminar
  13. Hola guapa, por aquí ando dando una vueltecita por tu blog y poniéndome al día. Como se nota que he empezado ya con mis deberes "extraescolares", jajaja. En fin, iré sacando un huequito de vez en cuando.
    Me ha encantado del reportaje, precioso pueblo para una escapadita, auque para mi seria una escapadoota.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Pues mira, Isita, te hago yo la ruta enseguida: te vas a Asturias a ver a Fely y compañía, y a la vuelta pasas por Taramundi, te llegas a Galicia y me vienes a hacer una visita, y después te vuelves a tu tierra por Portugal, todo ello, por supuesto, catando todos los productos típicos de cada zona. ¿Te mola? jajaja. BSSSSSS

    ResponderEliminar