LOS QUE HACEMOS DE ESTE BLOG UNA CASA DE LOCOS

LOS QUE HACEMOS DE ESTE BLOG UNA CASA DE LOCOS

MORGANA

JOTAELE

AGÜELO COCINILLAS

Oficialmente, profesora

Escritora

Casada y madre de familia

Me gusta leer, escribir y el rock and roll

Toco la guitarra

Hago dameros

Me gusta Patán

Odio la política y los programas del corazón

Oficialmente, abogado

Seductor

No sabe, no contesta

Me gustan las mujeres

Toco lo que me dejan

Hago el amor

Me gusta Betty Boop

Odio a Belén Esteban y a María Antonia Iglesias

Oficialmente, jubilado

Naturalista

Viudito y disponible

Me gusta observar la naturaleza humana

Ya no toco nada

Hago disecciones

Me gusta doña Urraca

Odio la caza, la pesca y los toros.

LIBROS LEÍDOS INVIERNO 2013

J.K. ROWLING: Una vacante imprevista
NOELIA AMARILLO: "¿Suave como la seda?
LENA VALENTI: "Amos y mazmorras"

viernes, 19 de noviembre de 2010

LO PROHIBIDO

Me estreno en este blog. Mi compañera de página me ha invitado a hacerlo. No podía rechazar la invitación, que se produjo de la siguiente manera: estábamos en nuestra pequeña redacción ella, el viejo sordo que usa trompetilla, duerme eternas siestas y tira ventosidades sin cortarse un pelo, y yo. Entonces ella me dijo: “ya estás publicando algo o te echo a patadas en el culo”. Ante tan exquisita sugerencia, no me queda más remedio que ponerme a ello. Y créanme que no tengo mucho tiempo. Esta mañana, sin ir más lejos, estuve ocupadísimo entre la lectura de mi correo, un par de horas en facebook jugando al tesoro y tres horas de chat en el Messenger con mi amigo Carlos Losada, que tenía la desfachatez de discutirme quién de los dos había sido el primero en gozar de las delicias de Pavita González allá por nuestro primero de BUP. Por supuesto, fui yo; pero me costó hacérselo entender. Qué flaca se vuelve la memoria a partir de los cuarenta.

He aquí que mi compañera de blog se ha tomado la libertad de lanzarme un reto para hablar sobre cierto tema. No voy a hacerlo. No voy a hacerlo porque apenas si tengo conocimientos sobre ello; y yo de lo que no sé, no hablo. Pero sí usaré el texto como pretexto para explayarme sobre una idea que he desarrollado a partir de lo que cierta encantadora dama dijo en los comentarios.

En mi juventud la masturbación era pecado. Desde que a uno le empezaba a cambiar la voz y a salirle pelusilla en el bigote y en otras partes del cuerpo, ya empezaba a escuchar la misma cantinela: se volvía uno loco, te quedabas ciego, tullido, cojitranco, impotente, estéril y cejijunto… en fin. ¿Qué les voy a contar que no sepan ya? Los tiempos han cambiado mucho y hoy en día ya no sólo no es pecado, tampoco es delito punible. Usted se la puede cascar en la calle tranquilamente a plena luz del día que, como mucho, pasará un rato en el cuartelillo. Por supuesto, libertad para manejar el propio cuerpo, como no podría ser menos en una sociedad democrática. El problema es que si no está prohibido dejará de ser divertido, al menos para mí.

Reflexiono sobre esta cuestión a tenor de algo que me dijo mi encantadora esposa el otro día. Llegó a casa enfadada, la niña le había montado un escándalo en la calle.

-Haberle dado un azote en el culo –sugerí yo.

Ella me miró como si hubiera dicho el mayor dislate de la historia.

-¿Algo te funciona mal por ahí arriba, José Luis? –por supuesto, ella sabe que por abajo todo funciona perfectamente –Ibamos por una calle llena de bancos.

Necesité treinta segundos para entender lo que quería decir con eso: bancos, ergo cajeros automáticos, ergo cámaras de seguridad.

-Hiciste bien, Roberta –respondí con admiración.

Y es que resulta que ahora los padres no podemos ejercer nuestra libertad como tales y dar un azote en el trasero a nuestros hijos en público nos puede suponer una denuncia anónima por malos tratos. Y si nos ponemos a pensar, tal y como hice yo ayer por la tarde, llegamos a la conclusión que en nuestra avanzada sociedad democrática todo está casi tan prohibido como en una dictadura. Todo. Uno puede cantar a voz en grito “El cara al sol” o “La internacional” y nadie se escandalizará ni será detenido por comportamiento subversivo. Y poco más. El resto está todo prohibido. Vivimos en una sociedad llena de carteles con imperativos y prohibiciones. Y eso me angustia y me genera unos deseos locos de tirar basura en la calle, conducir sin cinturón y hablando por el móvil, saludar a mis amigos con un sonoro bofetón si algún policía está pasando por delante en ese momento, ir en moto sin casco, e incluso, con el asco que me da, fumar.

Lo que más me repugna de este asunto es cómo meten mano salvajemente en unos temas y en otros tenemos que permitir un libertinaje propio de una república bananera: chicos haciendo botellón sin dejar dormir a nadie en toda la noche, a gritos, con la música a toda caña, dejando todo hecho un asco… ah, eso no, pobrecitos, se pueden traumatizar si se les quita la diversión. No hay manera de legislarlo, nadie le pone el cascabel al gato. Por no hablar de la pésima regulación de los contenidos de las televisiones emitidos en horario infantil: yo a Jorge Javier Vázquez lo mandaba a galeras y después lo hacía ahorcar y descuartizar por si las moscas. Y ya no me voy a meter en la notoria relajación de nuestro sistema judicial y penal, donde para conseguir una condena por asesinato de más de cinco años hay que cargarse a un edificio entero durante años con estricnina obtenida en casa para no entrar por una puerta de la comisaría y salir por la otra lustrándote las uñas en la solapa de la chaqueta y, probablemente, con un contrato jugoso para ir a ladrar tu experiencia en alguna patética televisión. ¡De vergüenza! Prohíben por un lado y dan caramelos y acceso franco por otro. Y me pone los pelos de punta, porque no quiero que mi hija se eduque en una sociedad así. Creo que mi actual tendencia hacia la monogamia y la fidelidad se debe precisamente a lo tolerante que es la sociedad con ese tema: no está prohibido, por lo tanto no me seduce.

Yo quería dedicar mi primera entrada de blog a mis rubias favoritas. Otro día será. Encantado de escribir para ustedes.

9 comentarios:

  1. Cuanta verdad. elmundo parece haberse vuelto del reves. tienes que cometer una muy muy orda y aun asi todo puedes salir impune o como mucho o cn una condena irisoria.

    bienvenido al mundo de los blog jotaele. je je je

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo!! Cada día me levanto, pongo la radio camino al trabajo y cada día me digo a mi misma que no entiendo nada ... El día que se den cuenta de que hacemos reflexiones sobre el comportamiento de los que nos gobiernan solucionaran el problema y nos prohibirán pensar.
    Mientras me permitan seguir haciéndolo, pensaré que estos han visto que una chica del pueblo pueda llegar a ser princesa, y se han pensado que cualquiera puede dirigir un país. Y eso no se aprende en un libro de protocolos, que tanta improvisación solo vale para un ratito, que estos charlatanes que se hacen llamar políticos han perdido el norte y nosotros acabaremos perdiendo la paciencia y la educación; a mi tambíen me dan ganas de tirar papeles a la calle y abuchear a quién me de la gana simplemente porque está prohibido ....
    bsts. Maite

    ResponderEliminar
  3. El problema principal, en mi opinión, es el ejemplo que la juventud de hoy toma de estos comportamientos. Ellos lo ven normal.

    Gracias por vuestros comentarios, moninas.

    ResponderEliminar
  4. naaaa si ves que tal , te metes detrás de un contenedor de basura a las 7 de la mañana en pleno invierno casi de noche total, te la cascas al fresco , si pasa alguna , se reirá , otra se echará las manos a la cabeza y dirá q poca verguenzaaaaaa !! y si es un tio pensará , joder este va como una moto desde anoche.. Pero eso si , si tu hija te llama perro judio en pleno carrefour, no la compras lo que quiere y se tira al suelo , te monta un cristo del copon , te da una patada en la espinilla y demás y se te ocurre la sola idea de darla un tortazo en el culo.. no digo cara.. digo culo , todo aquel que te vio pajearte detrás del contenedor a las 7 de la mañana , te llamará mal padre.. capullo , cerdo , mala persona e irán al guardia de seguridad a decir que le "pegaste" a tu hija " sin motivo" , la cria se escojonará de risa detrás de ti y tu te quedarás con cara de ...... gilipollas!!
    Consejo, hazte las manolas detrás del contenedor de basuras de los carrefour , pero no se te ocurra llevarte la niña de compras.

    PD/ Dreamon ( es q no tengo ganas de logearme en mi blog para aparecer), pero supongo q ya sabias ke era yo JL , esa tensión sexual no resuelta entre los dos.... jajajajaja

    ResponderEliminar
  5. Tienes mucha razón, el mundo ha cambiado tanto que los que fuimos hijos temerosos de las iras de nuestros padres ahora somos padres que no se atreven a dar una colleja a sus hijos.

    Orianna.

    ResponderEliminar
  6. mmmm a ver q yo ya te escribi JL pero para mi ke me censuras !! jaja es broma.. Na recuerdo mas o menos lo que te puse , y fue lo siguiente..Una recomendación , así a titulo personal.. Tu sal mañana a eso de las 7 de la mañana y te la cascas detrás de un contenedor de basuras, a la 1ª que pase igual la da la risa , la 2ª se echará las manos a la cabeza, después si para un tío , dira " joer este va así desde anoche las horas que son" etc... Pero , cuidado si al ir a carrefour la nena se la antoja que tienes que comprarla algo, se lo niegas , la nena se tira al suelo , te dice improperios varios , la amenazas con la mano , pero eso al rato ya eehhh , cuando queda poca paciencia , la nena insiste , se tira al suelo , te llama todo lo que te la gana , se te agota la paciencia ... y la das un cachete en el culo .. Y digo culo , no un bofetón en la cara ,nop , ke se lo merece .. y la niña chilla despavorida , parece que la estás arrancando la piel a tiras.. entonces , HAY LA CAGASTE .. la señora de las 7 la mañana ke se echaba las manos a la cabeza cuando te la estabas cascando detrás de contenedor , avisa a seguridad , la que pasaba a la misma hora y se reia , te mira con cara de odio profundo y el tipo que decia , joe como va ese... ese directamente te llama de todo... mal padre , hijo de p , maltratador, etc...
    Osea , basicamente hoy x hoy 2010 acabando , cascate una paja detrás del contenedor de basuras del carrefour tranquilamente que no pasa naaaaaaa , pero por dios , NO TE LLEVES A LA NIÑA DE COMPRAS!
    Lo bueno seria que no te quedaras ciego a pajas , pero poder darle un bofetón a tu progenie , sin tener que temblar a la policia .. a todo esto la nena muerta de risa.. pa matarlaaaaaaaaa
    PD/ Anómino y no me censures JL Jajajaja bsos

    ResponderEliminar
  7. Joder, Dreamon... menuda tesis doctoral, jajaja

    ResponderEliminar
  8. Lo digo y no me cansaré de decirlo: Sentido comun. Sentido común. sentido común. Sentido común.
    Eso es lo que no se aprende en la escuela, ni en la tele, ni con los colegas.Ni tan siquiera en la mili, cuando habia. Eso, sólo se aprende, con suerte, en casa.Gran entrada. Los crios, como crios que son, deben de palaear de vez en cuando. Pero si no es posible un bofetón a tiempo, las viejas terapias de "sin" son muy efectivas:
    Sin tele, sin movil, sin internet, sin cenar...

    ResponderEliminar