LOS QUE HACEMOS DE ESTE BLOG UNA CASA DE LOCOS

LOS QUE HACEMOS DE ESTE BLOG UNA CASA DE LOCOS

MORGANA

JOTAELE

AGÜELO COCINILLAS

Oficialmente, profesora

Escritora

Casada y madre de familia

Me gusta leer, escribir y el rock and roll

Toco la guitarra

Hago dameros

Me gusta Patán

Odio la política y los programas del corazón

Oficialmente, abogado

Seductor

No sabe, no contesta

Me gustan las mujeres

Toco lo que me dejan

Hago el amor

Me gusta Betty Boop

Odio a Belén Esteban y a María Antonia Iglesias

Oficialmente, jubilado

Naturalista

Viudito y disponible

Me gusta observar la naturaleza humana

Ya no toco nada

Hago disecciones

Me gusta doña Urraca

Odio la caza, la pesca y los toros.

LIBROS LEÍDOS INVIERNO 2013

J.K. ROWLING: Una vacante imprevista
NOELIA AMARILLO: "¿Suave como la seda?
LENA VALENTI: "Amos y mazmorras"

jueves, 27 de noviembre de 2008

AL NUEVO PREMIO CERVANTES

Querido Juan:
Soy de esas personas que piensan que hay libros de invierno y libros de verano, igual que hay ropa de invierno y ropa de verano, o hay bebidas de invierno y bebidas de verano. Desde hace exactamente veintitrés años, "Últimas tardes con Teresa" ha sido uno de mis libros de verano; desde el verano del 85, concretamente, a punto de empezar la universidad y sin poder identificarme ni por asomo con aquella universitaria bella, rica y comunista llamada Teresa Serrat.
Porque Teresa y su historia de amor imposible me han acompañado, desde aquel verano del 85, todos los demás veranos: en mi veintena, porque me fascinaba la relación entre Teresa y el Pijoaparte, aquel charnego guapo hasta el insulto, capaz de crearse una nueva y fascinante personalidad a base de desplegar álbumes de postalillas; en mi treintena, porque me gustaba el ambiente de protesta ante la rerpesión política que representaban ambos personajes, cada uno a su manera, ella desde la seguridad de su calidad de hija de rico empresario catalán, él desde la pobreza de su barrio del Carmelo, de la que sólo podía salir robando y fingiendo ser otro; en mis cuarenta, porque ya empiezo a disfrutar de las cosas sólo por el mero hecho de ser bellas, y tu novela lo es, en mi opinión, hasta extremos casi insultantes.
Disfruta tu premio, Juan. Te lo mereces.

Morgana


No hay comentarios:

Publicar un comentario